Urdangarín, Fabra, Baltar, Camps, Blanco, Conde, Roldán, I. Gonzalez, ERES de Andalucia, Rato, Bankia, Botella, Madrid Arena, Malaya, Puyol, Matas, Trillo, Elvira Rodriguez, Bárcenas…. No es una colección de autores premios Nobel, no es una retaila de gloriosos deportistas aunque el comienzo así lo engañe, no es una selección de intelectuales exclusivos, no es una enunciación de académicos de este bendito pais, no es una codigo de barras de la marca España.
Es la vergüenza de nuestro pais, es la calaña de nuestro pais, es la miseria de nuestro pais, es la porqueria de nuestro pais.
Es completamente imposible que la marca España se sustente en estos elementos tan desgraciados para nuestro estado. Es altamente improbable que el desarrollo economico, social y politico deba pasar pero este tipo de personas, entes o situaciones. Es irreversible que si queremos progresar tenemos que erridicar de nuestra vida a los arriba citados y a todos los que no lo denuncian, les amparan y les dan cobijo.
España es una, grande y mierdosa mezcla de hipocresias.
La temática de esta entrada no es mía, evidentemente, que no. Recién leí en una red social un breve enunciado al respecto pero a mí no me cabía mi adhesión a tal cita en ciento cuarenta caracteres.
Y es que la decencia no tiene color politico, ni la honestidad ideología. Es lo que es. Un pais envidiable es el que tiene en los noticiarios hechos y personas relevantes por sus logros. Es el pais en el que la economía es referencia para su entorno, es el motor de la vida de la sociedad.
Un pais donde se apage con elementos democráticos las mentiras en los medios de comunicación del régimen. Cuanta verguenza sienten grandes periodistas de que en estos días de turbulencia existan panfletos como ABC y La Razón. Que asco siento al ver comunicantes, opinadores y periodistas encumbrados en estos medios que defienden o no son beligerantes con la mierda arriba citada por defender intereses personales. Que repudiante sentimiento me envenena, repito, me envenena al ver al tal Marhuenda en los medios televisivos.
Y el régimen y sus editores deben entender algo sencillo: un pais se construye con valores, no con mangantes, chorizos, aprovechados y mentirosos. Tengan el color que tenga, piensen como piensen.
Prefiero a un derechista honrado a un izquierdista adulterado por la corrupción.
Y en el final de este articulo no puedo dejar de citar al verdadero motor de todo este sentimiento que me sobrepasa: el 15-M. Ellos (nosotros) fueron (fuimos) los ciudadanos primerizos en reclamar honestidad, honradez y transparencia. Se le pide a todos los politicos, a todos.
Y si los defensores periodisticos del Régimen reclaman tener como exponentes de la marca España a un Rey que se va a cazar cuando no debe, si es marca España el dicho de la letra con la sangre entra, si es España atacar lo contrario a tu pensamiento, yo le digo a Maruhenda, Abc y compañia…: “metánse España por donde les quepa” que mi patriotismo lo demuestro pagando mis impuestos y disfrutar de la vida sin perjudicar al prójimo…. y a veces, el prójimo eres tú.