Como todo en la vida, lo que tiene su principio tambien tiene su fin. Un sueño, grande y hermoso, aliñado con unas dosis sinceras de amistad, se va. Es como una mujer, en determinados momentos, no sabes porque has dejado de amarla y no ninguna razón más que la empatia o la debilidad emocional. Bueno, pues se va pero los amigos, la amistad y lo vivido permanecerá siempre en mi. Y lo que tambien acaba, por ahora, este blog. He tenido que hacer un gran esfuerzo para escribir la entrada de hoy. Ya no tengo más temas de que hablar, no más debilidades que comentar y ninguna mujer a la que halagar. Este garito se cierra por incapacidad emocional transitoria… nunca se sabe hasta donde me llevará este hilillo de vida.
Que les vaya bien bonito!!!!!

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.