Sin ninguna duda aún quieres más. No me dejas ir a medio gas, y así, siempre me voy causando desperfectos. Porque todo el mundo hiere. Buscando el suicidio pasajero, a veces, a veces todo es un error, ahora y siempre desde el mismo día que a alguien se le ocurrió crearnos. Pero otro disparo al gatillo irá hacia mi pecho, porque todo el mundo hiere, de una manera u otra. Quien no? Hiere la felicidad, duele la traición, hiere la ilusión, duele la discusión, hiere la sensibilidad, duele el abandono, asesina el olvido. Quien se atreverá a burlar los designios de cada día, algunas veces no quisieras tomar esa curva en sentido contrario. Si, y darte la vuelta. Algunas veces hubieras querido no haber llamado a esa puerta, no arriesgarte, no buscar… Y quien no busca no quedar indiferente?
Canción para hoy: «La vida te lleva por caminos raros», Quique González

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.