Y mira, te dije que íbamos a volar en un solo paracaidas y al final uno solo va a quedar volando a la deriva. Y mientras, susurrando el pequeño rock ´n roll, me quedo al lado del puente donde puedo seguir soñando sin guia. Y mira, como dejaste atrás la vida de la cocina, y mirame como dejaste al alma en ruina, un gramo de esperanza planeando en mi nunca. Dedicado a los abandonados, delirantes y decayentes pero con esperanza.
Canción para hoy: «Pequeño rock ´n roll», Quique Gonzalez

Un comentario

  1. Sin ánimo de aprecio ni de desprecio, esto era mejor cuando escribía el arriba firmante y no aquellos otros que, quizá expresen tus sentimientos con letras más redondas y con música, pero no son tan auténticos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.