"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

La rueda gira

Tiempo de lectura 2'

Con involuntaria obligación escribo hoy en este cuaderno de derivas ,agasajado. Abrumado podría decir porque siempre me pregunto como puede haber gente que invierta su tiempo en leer este boceto de penas y alegrias, estos suspiros prosísticos, estas negaciones de la tristeza, este no se que más. De manera contradictoria se me llenan los odios, porque mi vanidad desborda su limite mi acongojo rezuma en mi cerebro. Ciertamente que al principio hace ya dos años a algunas personas les di mi dirección, luego en la pagina web enlacé esta bitácora pero lo que más me sorprende es que haya lectores que hayan llegado acá por otros medios. Gracias. Nunca diré otra cosa, gracias pero tambien le diré que si no quiere perder el tiempo mejor que se dedique a otra cosa. Hay un sinfín de personas mucho más interesantes que yo. Aportan más pluralidad a la vida. Al fin y al cabo yo hablo de tres cosas, porque por la cabeza me pasan poquitas cosas. Que si la morena que si la barra del bar que si los hielos… y es que recordando el título de este blog aunque no me gusten son la flor de la inspiración, la hierba que fumo a diario con tal de que la mente vague en suspendida felicidad. Y este fin de semana, despues de otra derrota, incapaz de reconquistar moradas visitadas vuelve erre que erre. Con estas curvas no se donde voy a parar, este osito que llevo en mi piel que da más calor que un mechero en la nariz, pero quien coños va inspirar algo positivo con toda la mugre de grasa que cuelga de mis costillas. Por un lado, prefiero seguir así porque será la única manera de seguir escribiendo. Las mejores palabras las he escrito en momentos impetuosos y para conseguir esto debo haber perdido una batalla. Porque hablar de futbol es muy aburrido, hablar de politica es verborrear inúltimente pero hablar de princesas…. hablar de princesas es hablar de música celestial. Por cierto, a ver si vuelvo a escuchar aquella canción en un bar de estos de noche con luces de colores donde una consumición te cuesta como un polvo. Bueno, será al reves. Me gustaria cruzarme con Sabina esta noche, él me guiaria por el camino de la verdad. ¿Qué es la verdad?
Canción para hoy: «Y sin respirar», Elefantes

COMPÁRTELO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

"Sólo los locos tenemos suficiente fuerza como para sobrevivir, sólo los que sobrevivimos podemos juzgar acertadamente lo que es la locura"

"Sólo los locos tenemos suficiente fuerza como para sobrevivir, sólo los que sobrevivimos podemos juzgar acertadamente lo que es la locura"