Gracias por el concierto de Amaral. Entre mis brazos despertaste mi conciencia. Gracias por ser tan cruel conmigo, tan egocéntrica. Me has hecho espabilar. Si ya me fui a Cadiz en noviembre ahora me voy a recorrer españa, me voy a ver a mis amigos. Viajar es la única medicina que puede paliar mi enfermedad. Nos veremos despues de la ausencia. Mientras tanto, buscame pasaje al pais de las maravillas.
Canción para hoy y siempre: «Ligera inmortalidad», Gaston Iugman

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.