Nunca promoví mi candidatura a obtener el premio al escritor más triste. Cuando vuelva a ser ambulante, me tendrán por acá. No es fácil convivir con la hipocresía y al final, la contradicción te termina por vencer y mostrarte tal y como eres: un simple.
Que les vaya bien bonito

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.