Un adiós no es cualquier cosa

vida

En pleno efervescencia de Facebook como herramienta de comunicación hace ya unos cuantos años, me llegó un mensaje de un amigo, de un querido amigo italiano, al que hace un largo tiempo que no veía. Nos habíamos visto pocas veces pero lo suficiente para tramar una amistad intensa y sincera. Mi descubrimiento de Madrid como […]

La deriva

Es que me pone mucho esta canción de Vetusta Morla. Es que es un chute de energía brutal, un empuje sideral. Es que es el sol que alumbra siempre el jardín. Y además claro que si, siempre tiene que haber esperanza en la deriva… con sus cielos claroscuros y aunque sea contagiado de este puto […]

Así sin más

Las de la mesa delante mía son una pareja de mujeres, parecen dos amigas. Una de ellas lleva unas mallas moradas tan ajustadas que creo que le van a estallar. Es cani. Se ríe groseramente, lleva dos móviles que no deja de ojear mientras mira a sus lados constantemente. Encima esta con un batido de […]

Querido Pau

pau dones

He de confesarte que durante tu tiempo te tuve un poco de tirria porque acabé de La Flaca hasta la mismisima coleta que por aquel tiempo vestía, porque como todas las canciones que pegan pelotazo, la escuché hasta en la sopa. Eso si, te ganaste mi indulgencia con «Te miro y tiemblo». Una canción que […]

15 minutos

Son, aproximadamente, los que transcurren entre el momento en el que decido apagar la lámpara de mi mesilla de noche y los que me duermo, al menos, en primera instancia. Son irremediablemente cotidianos pero son los peores de mi vida, día tras día. Son esos instantes en donde la relación con mi mente sufre la […]

Los términos de mi rendición

No está mal volver a experimentar la cara y la cruz. Este desorden de urgencia disloca la soberbia ejercida. Sufro por no derrotar a los demonios establecidos pero la calma es una situación que apenas conozco. Ningún placer dura lo suficiente como afirmar que disfruto eternamente. Lo que uno se trabaja es lo que uno […]

Sublimación

He sido, si no lo soy aún un horroroso marido, un pérfido y frugal amante y un desazucarado novio. De los tres estados, del líquido, gaseoso y sólido estuve charlando con mi psicoanalista en mi última visita mientras se balanceaba la mecedora a la que que me invita a sentarme cada vez que la visito. […]