Hoy es un día triste. Seguro. La vida pasa y pasa siempre tan igual. Y ante eso, durante los últimos cinco años sólo ha habido un evento en la caja tonta que me hacía feliz. Y hoy ha terminado. Resulta extraño encontrar alguien tan fanático, pero para mi «Los Serrano», no era una serie de televisión, era mi rato de abstraerme e imaginarme como me gustaría que fueran las cosas. Una serie que sobre todo tiene en el cariño y la amistad los valores supremos merece un espacio a parte. La fidelidad, el amor…. y cada personaje era una historia particular. Para mi, encarna la familia… la pareja…. la amistad; una gran serie. Aún recuerdo en los comienzos de este blog como en mi exilio madrileño el mejor momento de la semana del mes de julio era ver con mi amigo jose los capitulos de esta serie. La tristeza era sustituida por la paz interna, por valores tan deficientes o tan poco valorados. Siento que sin Diego, sin Fiti, sin Lucia sobre todo, la televisión ya no tiene interés para mi. La felicidad dorada, se fue.
Canción para hoy: «I’ll find the way», Rachael Yamagata

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.