Me gustaría conocer a ese ser que es completamente feliz con su vida. Alguien que día tras día realiza actividades que conforman en sí la vida soñada porque su trabajo u ocupación, el lugar donde vive, las personas que le acompañan son las ideales y que además no anhela nada emocionalmente: un ser querido, una climatoligia, una alimentación…. ¿Existe ese ser? Yo creo que no, y es mejor que exista, porque así seguirá habiendo poetas. Y además y eso si que es cierto, nos quejamos de vicio. Hay que saber valorar lo que uno tiene en cada momento y saber apreciar las pequeñas cosas que nos ofrece este látigo tan breve que es la existencia.
Canción para hoy: «Alajita», Quique Gonzalez

Un comentario

  1. No hay que esperar grandes cosas,sino que las pequeñas cosas que nos suceden hay que hacerlas grandes,asi la vida tiene mas sentido.

    CALETA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.