LLevo años enredado en tu pensamiento, en tu lejania de postal. Creí que me iria sin más, dando el portazo por detrás siendo el canalla de tu cabeza. Y mira, desde que no hay fronteras ya no se donde ir sin estar viviendo en ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.