Como casi todos los domingos, fui a misa. Bárbara la homilia del predicador. Fuí al parque a cambiar cromos con mi hijo. Y ya no estaban Michel, Brutagueño, Salinas, Zubi….Despues fui al rastro a comprarme calcetines, tres pares por dos euros. Negros. Y negros había vendiendo bolsos, artesania, relojes…. Marché hacia casa. Pasé por el quiosco habitual a comprar «El Mundo». Y nada más empezar, ya me critican. Si lo leo, porque lo leo. Si no lo leo, se creen que leo «El País». ¿Que he hecho yo para merecer esto? Sólo he perdido dos elecciones generales, sólo eso. He sido buen ministro y mejor esposo. He sido buen vicepresidente y mejor amigo. He sido buen opositor y mejor actor. Y entonces, Fede, dime tú. ¿Que he hecho mal? Me confieso una vez al mes. No ceno con amigos rojos. No sintonizo cuatro en casa. No caso homosexuales.. entonces… en que he pecado? Quizás mi amigo Jose Mari tenga la solución….
Canción para hoy: «Chiki-chiki», ese

Un comentario

  1. Muy bien Juan, vuelves a tus orígenes.
    Este artículo me ha gustado.
    Sige así, chaval, escribe, haz click y luego una pajilla…uy, si eso si es tuyo…, es tu costumbre.
    Me alegra por tí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.