Ya estoy aquí, otra vez. En el espacio exterior. Bueno, ya no pienso que era el trabajo de mi vida; pudo serlo pero bueno… lo que no desaparece es que sigo siendo un poeta fustrado. Si fuera poeta no sería fustrado pero como escribo sin saber a donde llega soy poeta fustrado que es mucho mejor que no ser nada. Ahora a seguir buscando. Sin complejos. Quien la sigue la consigue, que no me sonría la tristeza porque pienso devolverle la mirada.
Canción para hoy: «All apologies», Nirvana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.