Estoy abrumado. Tu decisión, tu pasión, tu perseverancia me abruma, me supera, me humilla. Y tus ojos… increibles… esos ojos que sin llorar sacan a pasear las lagrimas de la emocion y de la sensibilidad. Te quiero siempre

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.