Perdoname, Eva… anoche te fui infiel. Te dije que no vinieras con Elsa, y joder, es que es una belleza. Que sonrisa!! Dios mio!!!. Bueno como estais igual de ricas pues será como una galleta de chocolate, que las dos partes están igual de buenas. Una rubia, otra morena… en fin. Elsa, el otro día creí verte por mi calle y me puse tan acalorado que la comparación resultó excelente porque la real era igual de guapa que tú. En fin, sigue igual de guapa. Bueno, os espero a las dos. Yo no soy celoso.
Canción para hoy: «Insoportable», El canto del loco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.