¿Recuerdan ustedes cuando de niños veían una película donde a su actriz o actor favorito le pasaba algo trágico y se iban a la cama con una pena infinita, como si eso le hubiera pasado a un ser querido? Hoy siento pena, y es que para los fanáticos y cariñosos seguidores serraníticos de «Los Serrano» la muerte de la prota es una putada. Lo más bonito es su nombre: Lucia. Lucia (Belen Rueda) siempre me ha transmitido un sentimiento de felicidad, de dulzura, de sensibilidad, de belleza. Su personaje era muy querido, porque los que vemos en esta serie de televisión unos valores que ahora se ven poco en nuestra sociedad, se me hace complicado volver a ver mayormente esta serie sin Lucia. Ha sido bellísima la última escena en la que ella aparece. Es más, es la escena soñada por todo hombre que ama a su mujer. Bueno, yo esta escena desde el siglo pasado no se como es, pero sin duda y con las frases empleadas por Lucia en su despedida, es algo que no se expresa con palabras. Algún día recodaré esa escena, la de Lucia digo. Por cierto el otro día firmó un mensaje Volvoreta. No se quien es pero me encanta ese apelativo. Busco y busco y no se que significa, pero el nombre es muy bonito. Cada día encuentro a más amigos y amigas que me leen y tengo el pensamiento de dejar de escribir porque me siento contradictorio. Desnudo e indefenso. Lucia sonrisa soñada, dulzura prominente, sonrisa eterna.
Canción para hoy: «Bohemiam Rhapsody», Queen

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.