Estoy haciendo algo que no deberia y que sin embargo, hago. Hoy no tengo un vaso de whysky en mi mesa, una hierba que fumar, una pluma a la que dibujar siluetas…; un humilde conserjepilotocamareroadministrativomusicopoetafustrado sólo necesita de su desnudez pero hacer algo correcto. Y donde queda la locura? En el atrevimiento de la verguenza, en saber que de perdidos no se muere uno, en que la vida se pasa y de hacer uno lo mismo se estanca; la primera derrota es no saber hacer otra cosa que lo que entristece. Hoy es un día historico, la noche del 3 de septiembre quedará marcada. En otra odisea enunciaré el porqué.
Canción para hoy: «Caminando en círculos», Quique Gonzalez

2 comentarios

  1. la vegüenza de la desnudez no creo que haya sido nunca un problema para ti. Al menos la física, en la de los sentimientos ese es otro cantar del mester de juglaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.