Realmente donde estoy es donde jamás he querido estar. La globalización capitalizada arrastra actitudes en donde uno encaja si funciona como un autentico robot dominado por los estratos jerarquicos a los que pertenece. Sinceramente, nunca pensé en estar acá. Este no es mi mundo, y no existe el que deseo por que es tan utópico como la felicidad completa en este. Trojes, la estrella infinita. Donde la realidad supera los supuestos españoles. Pero no se puede vivir de las estrellas y primero habrá que devorar el camino en la vida capitalista para disfrutar de la utopica realidad ,que quien sabe, algún día podrá dejar de ser tan inalcanzable. Entre tanta fiera, yo me dejo domar.
Canción para hoy: «Los placeres de la pobreza», Héroes del Silencio

2 comentarios

  1. Venga, hombre, recuerda las ganas que tenías de trabajar… Perdón por ser tan prosaica, pero estoy a punto de irme a un examen! Te iremos informando para que no te sientas solo.
    Vega

  2. ENHORABUENA JUAN!!! Tómatelo con calma que algo bueno se saca siempre de todo. Trojes te seguirá esperando. Te echaremos de menos.
    Angélica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.