Ey… otra más. Otra batalla cedida en enfrentamiento directo. Ariadna olvidó su divinidad para desterrar y enviar al exilio mi orgullo. Esta patada en los genitales duele más que una traición. El ego tiene estos problemas…. Y yo que queria hablar de Aznar o del Barça y el himno nacional. Joder, que me abandonan todos los placeres!!!
Canción para hoy: «Una canción para la Magdalena», Joaquin Sabina

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.