Ignoro por completo el poseedor de tus deseos en prosa, estimado anonimo o anonima. Me da igual. Más me estorban tus plegarias. No quiero querer a nadie, por que a la fuerza ahorcan. No soy un triste mendigando compañia porque para eso tengo mi mano derecha. Es complicado diferenciar el posicionamiento del artista al del amante y yo que no soy ninguna de las dos cosas me quedo entre agua del deseo de besar a esa mujer que clamas y de sellar tu boca, decapitar tu mano y bloquear tu ratón que promueve pena a mayores, como en un gran supermercado se venden. No se quien eres, lo mejor es que no quiero saberlo pero el silencio puede ser tu mejor herramienta. Emigra…. Sabes que sin tí puedo llegar a nada. Entonces calla, calla y traga….

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.