"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

Un cierre estúpido

Hace unas fechas, no muchas ni tampoco pocas, sumergido en la espiral destructiva de la derrota, tuve la firme idea de concluir una etapa de este muro de lamentaciones y exaltaciones en forma de cierre pasajero. Incluso la entrada de despedida está escrita y programada pero he ido postergando su publicación día a día. Es la única que está en la carpeta de borradores y tengo la intención de que ahí se quede. Creo que pocas ideas, ni muy buenas ni tampoco malas, han sido tan equivocadas y mostrarse tan fuera de lugar, al sentirme invadido por un abatimiento lógico y normal, una gran decepción y frustración que quise mostrar en el supuesto mantenimiento de un silencio tan inútil como ensordecedor que solo hubiera servido para aturdimientos y estruendos que hubieran hecho volar por los aires este, ya de por si, alterado corazón y descabezado cerebro.

Hay que hacer siempre lo que a uno le apetece hacer. Rotundamente si. No es que este blog tenga miles de visitas ya que con un par de manos podríamos contar los alocados lectores que pierden un instante de su vida en leer estas lineas pero no se pueden hacer una idea de lo agustito que me quedo cada vez que le de doy al botón de publicar. Cada entrada, perdonen la comparación, es una eyaculación. Hay polvos buenos, malos, regulares, rutinarios, de compromiso, intensos, decepcionantes, extraordinarios…. Pues una entrada es igual… me lo curro durante un buen tiempo con unos preliminares en mi cabeza, sigo por el cuerpo a cuerpo con mis dedos sobres las teclas como caricias voluntarias, hago una revisión subiendo la intensidad del momento y al final… publico y eyaculo. Y después me apetece quedarme a dormir un ratito contigo revisando una vez más si está bien o mal lo que hice….

#vivocomoquiero, lo puedo decir más alto pero no más claro.

No debo por muy flojos que sean los contenidos, las formas y maneras, por muy hermosas que sean mis palabras renunciar a algo que me gusta. Que no es que me importe lo que importe a los demás, no estoy suscrito a ningún consejo de administración que sustente la construcción de este blog. Me debo a mi, a lo que me gusta, a lo que me impulsa, a lo que me apetece. Y no solo es con este muro, es que debe ser así siempre. Escoger verdaderamente lo que te gusta, lo que quieres, lo que deseas, lo que te hace disfrutar. Si eliges compartir tu vida está muy bien, si prefieres estar solo también es genial, si has decidido comprarte un piso fenomenal, si has decidido viajar pues de puta madre, si has escogido tirarte por un puente…. preferiría que fuera si estás atada. No quiero perderte.

Me gusta decir cosas con lo que mucha gente no esté de acuerdo. Me gusta ser diferente. Sobre todo, me gusta hacer lo que me apetece. Creo que a todos nos iría mejor. Vas a tener que seguir aguantándome en elambulante.com durante un largo tiempo.

Canción para hoy: «Better days», Bruce Springsteen ver

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No hay que quedarse indiferente ante todo lo que nos sucede y por eso siempre hay que posicionarse

Todos los artículos escritos por @elambulante. Diseño y Realización hecho por @elambulante

Creado bajo la plantilla Generate Press y el plugin Elementor