La justicia poética del Bala

No pude contener la emoción y los nervios mientras veía el desenlace del Campeonato del Mundo. Junto al Comando Batuecas era incapaz de permanecer quieto durante los último veinte kilómetros del mundial. A falta de televisor en el restaurante donde me encontraba tiré de teléfono y de conexión de banda ancha para poder ver ,no sin cortes debido a la falta de cobertura, el desenlace de una de las alegrías deportivas más grandes que me he llevado. Una emoción incontenida gracias al campeonisimo resilente Alejandro Valverde.

Llevábamos mis compadres del Comando Batuecas toda la semana hablando del mundial, criticando la preparación española y analizando el recorrido. A mi me parecía excesivamente duro para el Bala, esperaba un desenlace con escaladores puros, potentes pero clásicos. Que más creer que sabes algo cuando en realidad quedó demostrado que no se nada. Valverde se coló en la terna de candidatos a diez kilómetros de meta y hasta el final fue un sin vivir que acabó de la mejor manera posible, ganando.

Valverde ha peleado el maillot arco iris siempre que ha podido, por ello es el ciclista con el mayor número de medallas, hoy ya siete. Pero unas circunstancias u otras le habían impedido siempre entrar en el sprint final para intentar acabar con el oro colgado al cuello. Ayer, lo consiguió.

La cuestión no es baladí. No es que un ciclista gane un número de medallas determinado, es que este tipo, este murciano de pocas palabras, lleva quince años ganando. Gana cuesta arriba, bajando o en plano. Compite ganando, lleva ya la friolera de ciento veintidós victorias como profesional, podiums en la tres grandes pruebas de tres semanas, ganando clásicas, peleando clasificaciones generales. Un superclase, un dotado de la naturaleza.

Es merecido que Valverde sea situado en el olimpo de los ciclistas españoles, póngale en el lugar que quieran pero no olviden como ha ganado durante toda su carrera.

Y eso que ha tenido que luchar contra el estereotipo del ciclista español y que tanto gusta al gran público, al ignorante gran público. Parece que no haber ganado el Tour de Francia es sinónimo de no ser nadie en el ciclismo. Pero se olvidan que ha ganado una Vuelta a España y que ha hecho podium en el Tour de Francia y en el Giro de Italia. Mala broma! Eso si, en el Comando Batuecas afirmamos que si no hubiera corrido a las órdenes de Eusebio Unzué habría ganado muchas más carreras. Esta sospecha no se puede demostrar pero es absolutamente verídico que la forma en que plantea las carreras el navarro le ha perjudicado en numerosas ocasiones aunque a priori resulte difícil defender tal afirmación después de superar la centena de victorias con el equipo pamplonica.

Y si, el Bala es un resilente. Ha superado una grave caída hace apenas dos años en el Tour y ya para muchos sería el ocaso de su carrera y sobre todo una suspensión de dos años por un caso muy oscuro. La gran diferencia entre Valverde y otros ciclistas que han pasado por esa condena es que Alejandro ha ganado por igual antes y después de la sanción. No puede haber sospecha cuando después de volver a la competición este tipo sigue ganando.

Llevo defendiendo tiempo que a Valverde habría que situarle a la misma altura que Indurain. Lo reitero. Antes y despúes, siempre.  Y sigo añadiendo a Contador a este trio de genios. Realmente creo que es merecido que Valverde sea situado en el olimpo de los ciclistas españoles, póngale en el lugar que quieran pero no olviden como ha ganado durante toda su carrera y la clase que destila en cada una de sus apariciones. Un genio que ,aunque sea a ojos del público no entendido, va a terminar su carrera con un triunfo mundial totalmente merecido y el inigualable honor de portar durante todo un año el maillot más bonito del mundo ciclista, el arco iris.

 

Rondando la muerte

No debería ser posible que el miedo rondara mi mente aún más cuando se trata de realizar una actividad para el disfrute y la felicidad. Es como si piensas, cuando te vas a comer algo que te apetece mucho, en todo lo malo que ello conlleva. Seguramente el mordisco no conllevará tanta satisfacción, piensas en que puede finalizar todo eso.

No tengo miedo a que maten pero realmente sería una putada porque me lo estoy pasando bastante bien y creo que aún me quedan muchas escenas por interpretar, actos que realizar y guiones que teatralizar. Y jamás hubiera pensado en relacionar ciclismo y muerte más allá que en desgraciados y casuales accidentes o caídas fortísimas relacionadas con la propia e inocente actividad que es montar en bicicleta.

No tengo miedo a que me maten pero siento más respeto por las carreteras cuando ejerzo de conductor de coche que como ciclista. Por lo tanto esta doble perspectiva me permite afirmar sin dubitaciones que la convivencia entre ambos medios es posible y además que será inevitable. Donde yo veo un metro estrecho de asfalto yo veo un suficiente espacio para circular en condiciones de seguridad con mi bici. Hay que entender que un ciclista tiene que realizar gestos que puede que le hagan perder la linea recta pero que si un conductor respeta la distancia de seguridad ese desvío no tendrá consecuencias fatales.

No tengo miedo que me maten pero si eso sucede además de matarme a mi matan a mi familia, a mis amigos. Eso si que es una gran putada. Y no se lo merecen.

No preparo una salida en bicicleta esperando la muerte pero nos hacen pensar en ella más de lo necesario después del gran aumento de accidentes en los últimos años. Es más casi ni lo pienso pero si que hay momentos en los que te hacen reflexionar seriamente si merece la pena intentar ser feliz.

La bicicleta de carretera, el ciclismo me genera una felicidad enorme ya sea en épocas que estas preparando una prueba o simplemente por uso y disfrute de un deporte tan hermoso y que te lleva tan lejos en todos los sentidos. Hace que fisicamente estés fino y mentalmente ocupado. Eso si, aunque hay días que hubiera sido mejor no salir al día siguiente tienes el beneficio de esa salida tan mala.

No podemos dejarnos vencer por el miedo. Tenemos derecho ser felices, todas y todos.

La vida sobre dos ruedas

La bici del nieto del del estanco

Es muy difícil encontrar un coetáneo a mi que no se haya criado con una bicicleta. Porque aunque fui un niño urbano, cuando arribaba el verano, ir al pueblo era sinónimo de fútbol, campo, jugar, abuelos y para todo esto, una bicicleta. No es posible entender mi presente sin echar un ojo al pasado pueblerino, con aquella bicicross BH de mi compadre Carlos.  Sagrados eran los finales de etapa de la Grand Bouclé, el Tour de Francia, en casa de mis abuelos. Los días de verano la bicicleta era el bien más preciado por cualquier niño. Esa que te llevaba a la era, al campo de fútbol, a la ermita o a cualquier camino de nuestra inmensa llanura. Se cumplía de inicio a fin ese dicho que las bicicletas son para el verano.

Llegado a la treintena no recuerdo porqué me compré una bicicleta de montaña. Si, fue cierto que compré la más económica de la franquicia francesa y con la premisa de que si me gustaba me compraría otra. Efectivamente, no tardé dos meses en vender ese armatoste porque ya descubría día a día con Rosendo y los fin de semana con Chuchi que la bicicleta, en este caso, de montaña me gustaba. Que no había sido un capricho como otros tantos.

Afrontamos por entonces el Camino de Santiago por su vía sanabresa y fue de tal magnitud la aventura a nivel emocional que seguí practicando ciclismo. Algún tiempo después el promotor oficial y emocional de nuestras aventuras, mi compadre Barros, nos retó a mi compadre Arenas y el arriba firmante a realizar un triatlon. Yo, pasados los treinta, pasado de peso y sobrante de ilusión nos embarcamos en aquella pequeña locura en tierras sevillanas. Aquella prueba es la única que jamás olvido. Aquel grupo de amigos que se acercaron a la ribera del Guadalquivir y recibirnos en la meta fue algo inolvidable y que dió pié a una de mis fotos preferidas. Y después? Pues llegaron mas carreras, mas dorsales… pero lo que llegó que me cambió la vida fue mi primera bicicleta de carretera. Una reliquia. Una macario de acero que, debido a mi ignoracia, claramente me quedeba pequeña pero que me hizo descubrir una nueva dimensión: el ciclismo en ruta.

El triatlon había sido la excusa para comprarla y no hay mejor excusa que la que no se puede justificar. Con todo ello, hice mi primer triatlon sprint con mi macario también en mi querida tierra sevillana con la causa benéfica “Yo corro, tú donas” que creo y promovió mi compadre Barros. Y además de cumplimentar aquel reto con nota sobresaliente corriendo con mis amigos lo que derivó fue que aunque mi intención era seguir haciendo triatlon, la bicicleta era mi deporte preferido de los tres que componen esa exigente disciplina.

No existe mejor acuerdo que las dos partes cumplamos el código pero sabiendo que yo soy más débil.

Llegada a meta del Triembolao

Fran tenía experiencia ciclista en edad de formación, hasta juveniles y Chuchi rodaba de vez en cuando con los compañeros del club de triatlon. Y yo….yo seguía rodando la mayoría de los días solo. Y surgió la oportunidad de comprar una bici buena. Una de esas que la deseas. Una bici, que aunque de aluminio, tenia unas prestaciones bastante solventes. Y ahí, con el gran favor que me hizo mi compadre Arenas, la tenia preparada en su casa sevillana. Y como una primera cita, un primer beso. Así e igual de nervioso. Así, di mis primeros kilómetros con una bici de verdad por carreteras hispalenses. Y así andamos. Fascinado como entonces ante una pedalada. Feliz, dichoso y afortunado de poder practicar un maravilloso deporte, una jovial afición y una sana ocupación.

Porque otros no pueden decir lo mismo. Ya no tienen voz para contar su dicha.

No tenemos que discutir para llegar a un acuerdo. Solo tenemos que comprender todos que el ciclista es el más débil en una carretera. Automóviles, camiones, furgonetas… todos ellos nos pueden tumbar con un simple rebufo, con una imprevista maniobra, con un giro crucial. Y esto no es discutible por que es una obviedad. Yo no tengo nada que me proteja. Solo mis huesos. Solo yo.

No existe debate ante tal afirmación. Si debemos la sociedad crear una serie de conductas que eviten esta rotunda verdad. Y no es más que el civismo. Ser cívico y respetuoso. Los unos con los otros, los otros con los unos. Eso sí, debemos cada parte conocer a la otra. Porqué? Porque el conductor de vehículos motorizados debe comprender mi aseveración anteriormente expuesta.

El cumplimiento de las normas del código de circulación debe ser incuestionable, pero con matices. Porque lo que deben entender  es que hay situaciones en que el cumplimiento por mi parte conlleva un riesgo para mi integridad física. Paso a explicarme. Si bajo, por ejemplo, por una gran avenida, sin dar muchos pedales pero dejándome ir tengan por seguro que alcanzo fácilmente los 35 kilometros por hora. Repito, sin prácticamente pedalear. Si a menos de 50 metros el semáforo se pone ámbar y después rojo, mi brusca frenada puede llevarme al suelo además de que si llevo a otro vehículo a mi espalda y ,al no llevar las bicicletas luz de freno, tengo el riesgo de que me embista y propicie un grave accidente. Es mucho más seguro para mi y para el entorno de circulación seguir circulando con extrema precaución y sobre todo si hay pasos de cebra en torno a dicho semáforo.

En otras ocasiones nos encontramos semáforos y pasos de cebra en calles con pendientes, en subida. Sepan ustedes que no es fácil quitarse el pedal, desenganchar mi pie del artilugio en cuestión no es sencillo. Eso hace que si no avanzo, me caiga. A veces hay que seguir pedaleando para buscar un lugar más llano para poder deshacerme de mi pedal.

Y como estás hay muchas más situaciones en las que no nos sentimos comprendidos los ciclistas. Eso si, es injustificable numerosas actitudes de ciclistas. No es negativo que se denuncien y sirvan de elemento pedagógico para todos nosotros.  Pero solo estoy incluyendo a los ciclistas que salimos a practicar nuestro deporte, no a los usuarios urbanos de bicicleta. Esos que van circulando indistintamente por aceras o asfalto, usando el móvil y que no les importa un rábano el codigo de circulación. Esos no son ciclistas.

Desde hace un tiempo vengo demandando que por parte de la radio y televisión publica se cree y difunda una campaña que conciencie del respeto entre biciciletas y vehículos, entre ciclistas y conductores de forma pedagógica y constructiva. Existe un amplio desconocimiento, por ambas partes, de como debemos circular, de nuestros derechos y obligaciones.

Espero que nuestra sociedad avance y madure en el sentido del respeto y no haya que lamentar más accidentes evitables.

 

Purito & Valverde, unas medallas tristes.

Seguí con autentica pasión el Mundial de Ciclismo en ruta que deparó dos nuevas medallas para el ciclismo español. Purito y Valverde se colgaron la plata y el bronce respectivamente. Parece un triunfo sonado pero resultó el podium más triste que he visto en mucho tiempo. Uno porque perdió y el otro porque no supo ganar.
Dos superclases que se quedaron sin la presea dorada. 
Muchos minutos de radio y lineas de periódico ha ocupado el desenlace del mundial queriendo incidir en el nefasto ultimo kilómetro del equipo español.
Paso a reproducir integramente un correo electronico que me ha enviado mi amigo y compañero de club de triatlon y compañero de andaduras con la bici, Fran Martín, que fue ciclista en categorias inferiores y que puede tener una opinión más conocedora de la temática ciclista.
Ruego a los lectores disculpen las faltas de ortografia y el vocabulario utilizado teniendo en cuenta que es una reflexión a modo de discusión y sin ningún tipo de redacción periodistica.
Fran Martin escribe:


Voy:
1. lo que todo el mundo cree, que Valverde es un hijo de puta, que tenía que saltar a por Rui Costa pero como no se pueden ver pasó de tirar. A mi me cuesta creer que Valverde sea tan hijoputa. No cabe en mi cabeza.Pero eso, que todo viene porque no se ha ganado el oro. Si se hubiera ganado se diría que inteligente fue Valverde que se quedó con Nibali porque Rui Costa no estaba en ninguna lista de favoritos

 2. Valverde no tiene más piernas. Él mismo ha dicho que tenía que haber salido pero que no podía más, estaba fundido. Cuando atacó Purito en un primer momento salió Nibali y Valverde se tiró a por él, que fue cuando te dije por wassap que bien España. Luego vino la subida brutal de Nibali donde también quedó fundido el propio Nibali. Saltó Rui Costa y Valverde esperó a ver qué hacía Nibali, que como iba fundido le dejó la tostada a Valverde que iba tan muerto como él y para entonces a Rui Costa ya no le echaban mano.

3. Esta es lo que yo creo. Error garrafal de Nibali. Cuando salta Purito Nibali va a por él y no se si te das cuenta que hay un momento que se para y le dice a Rui Costa que si no piensa tirar. Rui Costa se aprovecha de que nadie da un duro por él y engaña a Nibali haciéndole creer que va fundido y es el que mejor va. En ese momento Nibali se tenía que haber parado y no tirar. Hubiera ganado Purito. O tirar con Rui y que despues los remate Valverde en el sprint… Nibali decide tirar como una moto. Revienta a Valverde en la subida y a sí mismo, pero Rui va mejor que los 3. Todo el trabajo lo hizo Nibali y se lo dejó a Rui en bandeja, que solo tenía que esperar a la recta para saltar. Fue el más listo. No es que Valverde no pueda ver a Purito. Es Nibali el que no lo puede ver. No se si te acuerdas en esta Vuelta que nibali le dijo a purito que tirara tambien para descolgar a horner cuando nibali era lider. Obviamente Purito no iba a tirar, pero esa se la tenía guardada.

4. Esta no te va a gustar porque como Purito está de moda no se le puede toser. Donde coño va Purito atacando 3 veces seguidas a más de 2 km a meta si no lo ha hecho en su puta vida? Hay que recordar que el lider era Valverde. Purito se podía haber quedado con el, que era el LIDER, controlar a los otros 2 y prepararle el sprint a Valverde. También purito queria su momento de gloria. Es un pedazo de corredor y el tambien quería el mundial. Parece que el hecho de que el lider fuera Valverde no lo recuerda nadie. Y el mismo Minguez dijo que parecia que el circuito lo habia hecho un familiar de Valverde. Que a mi me parece bien que Purito jugara sus opciones, yo también lo habría hecho, pero esta era la opción lógica que Minguez había preparado. Eliminar a Sagan y Gilbert que eran los más rapidos y que Valverde se la jugara con Nibali. Sumale la mala suerte de la caida de Contador….
Esto mismo pasó en el mundial de Duitama con Olano e Indurain. A Olano le cayeron un montón de palos por atacar cuando el lider era Indurain. Y a indurain le cayeron también palos acusándole de poca ambición, que fue cuando le saltó a los periodistas que eran oro y plata, que que cojones querían, que iban a por el oro y lo tenían, que daba igual quien lo tuviera.
Tampoco Valverde es Indurain. Indurain aquel mundial lo habría ganado con una pierna y salia a por todo el mundo. Y solo ver a Indurain detras acojonaba al resto. Valverde es un mindundi que encima se ha pasado sus 2 mejores años sancionado sin correr. Aparte de que siempre está a uvas, pero cargar todo contra él me parece lo más injusto del mundo. Me dan coraje los periodistas que lo ven todo tan facil a toro pasado y que opinan como expertos cuando no se han subido a una bici ni han estado en una charla de estrategia en su puta vida.
Gestionar una carrera y que todo salga bien es lo más dificil del ciclismo. Se crean muchas situaciones que despues de casi 300 km no las ves claras. Rui Costa fue más listo, no hay que darle más vuletas, fue el mejor física y estrategicamente. Nosotros plata y bronce. Donde esta italia? Inglaterra? Francia? En esta selección hay muchos egos…ese es el problema. No hay un lider tan claro como era Indurain, todos son buenos y cualquiera de entre Valverde, Purito y Contador podría ganar

Te dejo que me estoy tangando ya. Espero tus comentarios.