Ser idiota no es para toda la vida

Estamos ante a una elección que hace pocos meses tenía unos componentes muy diferentes a los que hoy tenemos y es que el auge de Vox ha trastocado el corriente funcionamiento de la democracia. Y es esto, la democracia, la que va a recibir un duro varapalo por la gran repercusión que va a tener en forma de votos el partido ultraderechista, por calificarlo de alguna manera, Vox. El zarpazo que va a propiciar al Partido Popular va a ser histórico y además se han despertado demasiados votos que estaban dormitando en la desidia de otras formaciones o simplemente en la abstención de la derecha. Es lo que tienen las masas, que llaman a los individuos y los espectáculos de amalgama de gente en los mitines de estos elementos hacen que gente se refugie en una manada ante la incapacidad de pensar nada por si mismo. A mi Vox me lleva a recordar una frase mítica y recurrida a menudo por diferentes personas y que es válido en numerosas direcciones, «El patriotismo es el último refugio de un canalla». Quizás el votante desencantado de todo encuentra en la demagogia de Vox un estupendo disfraz a su voluntad presuntamente democrática.

Un idiota no lo tiene que ser toda la vida

Quiero creer, y repito, solo quiero creerlo que hay mucha gente que vota por ignorancia pero hay otros cuantos idiotas, yo diría que muchos que llegan a millones.  Demos la generosa oportunidad de que el idiota se redima de la idioted de votar a Vox. El idiota hace idioteces, Vox es una muy grande en la democracia española pero, claro, los que somos demócratas admitimos a todos los que piensan diferente. Ellos, no. Si pudieran aniquilarían a los rojos comunistas, a los progres y a todos los que están en el espacio político opuesto con esa ley que pretenden sacar de armas. Sin contenido político de calado, sin unas medidas minimamente realizables, sin un riguroso estudio de viabilidad de su programa Vox ha ejercido mediante una brillante demagogia una influencia brutal sobre millones de personas. Votar a Vox es llevar al país al guerracivilismo. Y lo peor no es que Vox logre un solo diputado, lo cual ya es un fracaso para la democracia española, es que hay partidos que no se oponen a pactar con ellos. Hay lineas verdes que jamás deberían transitarse.

Posdata: hay que conocer el significado de idiota antes de emitir cualquier valoración, les facilito el trabajo aquí

La que se avecina

montaje-de-imagenes-de-casado-abascal-y-rivera

No se escapa que esperan muy malos tiempos. La que se nos viene encima es muy gorda. La que se avecina. Puedo seguir mencionando cualquier título breve para calificar los próximos años en nuestra bien querida España. Madre del amor hermoso. Juntado a las gaviotas corruptas, las naranjas podridas y los fascistas decimonónicos la van a liar en nuestro país bien gorda , en un futuro que sin duda alguno se parece más al de 1936 que al de 2036.

Y podemos buscar la justificación que quieran, la que deseen y desde deseen les valdrá para argumentar esta avalancha de concejales, procuradores, diputados, en fin, representantes del pueblo que proceden de lo más rancio del pensamiento político.

Se va a quedar corto Mariano Rajoy con todas las medidas que tomó mientras, por desgracia, fue Presidente del Gobierno. Pero corto, cortísimo. La reforma del sector financiero, el rescate, la reforma laboral, la ley educativa, la ley de seguridad ciudadana, ejecución del artículo 155 de la Constitución…. Pero lo que viene con esta calaña de retrógrados apunta a medidas que dañarán, aún más, el marco de convivencia, las relaciones personales entre diferentes cabezas pensantes y sobre todo la aceptación del conservadurismo como receta del infradesarrollo como país y como sociedad.

la que no espera no es nada comparable con lo que ya nos sucedió con Mariano. Estos son mucho peores.

Que si ley del aborto, que si ley de memoria histórica, que si ley educativa que si…. Que si.. Que para la derecha nunca vale nada, sólo y exclusivamente lo que ellos piensan. No ceden, no retroceden. Y claro así acabamos en 1936. Que más da que las urnas digan una cosa, a ellos sólo los vale lo suyo.

Ahora ponen de moda el mantra de que Pedro Sánchez es un presidente ilegítimo. Bien. Entonces señores fachorros, señores del PP, de Ciudadanos y de Vox el Congreso de los Diputados no sirve de nada, ¿para qué coños lo queremos? Solo les gusta cuando ellos tienen la mayoría. Por la misma razón que una mayoría de representantes que emanaron de la voluntad popular votaron por el cambio de Presidente de Gobierno de la nación, los andaluces han conseguido una mayoría representativa para elegir un nuevo Presidente de la Junta de Andalucía. ¿Hay algo de ilegal en los dos casos? Evidentemente no. Por lo tanto si alguno de los votantes de estos partidos dice ser demócrata pues dejen de usar posverdades cansinas y demagogas.

Una vez alcancen el poder bien por méritos propios (poco posible) o bien por desidia y negligencia del resto de partidos del arco ideológico parlamentario (muy probable) espera una catarsis, una tragedia hispánica de consecuencias inimaginables. Al tiempo