"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

Simplemente El Espino

A camino entre París y el éxtasis se encuentra uno de los tres sitios ideales para morir: El Espino. Dieciocho años tienen la culpa de este romance que perdurará hasta el fin de los días. Puede que allá exista el mismo Dios que en este rincón pero el aroma que respiras lo hace único, infranqueable para pesimistas y trampolin para soñadores. Haciendo un agotador ejercicio de melancolia y nostalgia volví a ver a gentes que jamás pensé en volver a ver y al reencontrarme con ellos es como si nos hubieramos visto los ultimos años de nuestras vidas. Bea, Isa, Sergio, Pablo, Pato, Bego, Carmen, Elena… Pero especialmente hay personas que marcan y marcaron sus días para no olvidarlos. Se me paró la máquina de querer cuando vi a Elena. Esa guapa sevillana, mujer casada de débil constancia. Una delicia para mis oidos. Una de las manos más sensibles que he palpado. Aquella semana del 2003 fue mágica. Pocas veces estuvieron tan pendientes de mi. Y con ella, mis silencios eran la mejor forma de querer. Años despues, conserva ese encanto aunque me quedaron cuentas pendientes con ella. Bendigo a su esposo. Kike, gurú en la adolescencia. Adulto incandescente. No todo se perdió, aún hay algo que recuperar. Y Marta: esta mujer probablemente es la mujer que más se acerca a la perfección. Humilde, sincera, reina de la sabiduria, entregada, sensible, constante, discreta. Escucharla es la mejor de las lecciones. Uno no sabe si es mejor tenerla cerca o lejos. Cerca porque adoras su sapienza pero lejos porque añoras todo lo anterior. Un tesoro incalculable, una persona de las que hace de este mundo un paraiso. El cielo le tiene reservada una estrella especial. Y por supuesto, ahí estaba la Virgen del Espino. En el jardín, con el sol de espaldas estaba él observandola desde su silla de ruedas.
Canción para hoy: “El artista del alambre”, Amaral

1 comentario en “Simplemente El Espino

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No hay que quedarse indiferente ante todo lo que nos sucede y por eso siempre hay que posicionarse

Todos los artículos escritos por @elambulante. Diseño y Realización hecho por @elambulante

Creado bajo la plantilla Generate Press y el plugin Elementor