"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

Ser idiota no es para toda la vida

Estamos ante a una elección que hace pocos meses tenía unos componentes muy diferentes a los que hoy tenemos y es que el auge de Vox ha trastocado el corriente funcionamiento de la democracia. Y es esto, la democracia, la que va a recibir un duro varapalo por la gran repercusión que va a tener en forma de votos el partido ultraderechista, por calificarlo de alguna manera, Vox. El zarpazo que va a propiciar al Partido Popular va a ser histórico y además se han despertado demasiados votos que estaban dormitando en la desidia de otras formaciones o simplemente en la abstención de la derecha. Es lo que tienen las masas, que llaman a los individuos y los espectáculos de amalgama de gente en los mitines de estos elementos hacen que gente se refugie en una manada ante la incapacidad de pensar nada por si mismo. A mi Vox me lleva a recordar una frase mítica y recurrida a menudo por diferentes personas y que es válido en numerosas direcciones, «El patriotismo es el último refugio de un canalla». Quizás el votante desencantado de todo encuentra en la demagogia de Vox un estupendo disfraz a su voluntad presuntamente democrática.

Un idiota no lo tiene que ser toda la vida

Quiero creer, y repito, solo quiero creerlo que hay mucha gente que vota por ignorancia pero hay otros cuantos idiotas, yo diría que muchos que llegan a millones.  Demos la generosa oportunidad de que el idiota se redima de la idioted de votar a Vox. El idiota hace idioteces, Vox es una muy grande en la democracia española pero, claro, los que somos demócratas admitimos a todos los que piensan diferente. Ellos, no. Si pudieran aniquilarían a los rojos comunistas, a los progres y a todos los que están en el espacio político opuesto con esa ley que pretenden sacar de armas. Sin contenido político de calado, sin unas medidas minimamente realizables, sin un riguroso estudio de viabilidad de su programa Vox ha ejercido mediante una brillante demagogia una influencia brutal sobre millones de personas. Votar a Vox es llevar al país al guerracivilismo. Y lo peor no es que Vox logre un solo diputado, lo cual ya es un fracaso para la democracia española, es que hay partidos que no se oponen a pactar con ellos. Hay lineas verdes que jamás deberían transitarse.

Posdata: hay que conocer el significado de idiota antes de emitir cualquier valoración, les facilito el trabajo aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No hay que quedarse indiferente ante todo lo que nos sucede y por eso siempre hay que posicionarse

Todos los artículos escritos por @elambulante. Diseño y Realización hecho por @elambulante

Creado bajo la plantilla Generate Press y el plugin Elementor