"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

Princesas que son putas, putas que son princesas

Anoche me fui de putas, cinematograficamente hablando claro, y si es cierto que desperté algún tentáculo de rabia al oir una palabra tan bonita y tan cursi como Princesa. Que niño no ha pensado alguna vez en tener la suya? Adorarla, bendecirla, cuidarla y acariciarla sin cesar… sensibles pensamientes que ahora se me entremezclan con la cursileria y el egoismo femenino. Pero, sin duda, prefiero una puta que se porta como una princesa que no una que va de princesa y es más puta que la vieja celestina. Respetables mujeres que con su negocio entre las piernas buscan la supervivencia cual sea su realidad. Lo bueno de las putas es que no se enamoran de ti, lo malo, que no te puedes enamorar de ellas. Hoy hay pocas mujeres que quieren ser princesas, no lo digo yo lo dice Sabina y juré que ya nunca jamás querría tener una, porque ocupado su trono fue un infortunio, una desgracia, una verguenza de princesa. Por eso, porque alguna no tiene verguenza prefiero ser plebeyo pretendido que no de la realeza traicionado. Que no haya princesas me deja indiferente, que no haya putas me entristeze.
Canción para hoy: “Princesa”, Joaquin Sabina

1 comentario en “Princesas que son putas, putas que son princesas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No hay que quedarse indiferente ante todo lo que nos sucede y por eso siempre hay que posicionarse

Todos los artículos escritos por @elambulante. Diseño y Realización hecho por @elambulante

Creado bajo la plantilla Generate Press y el plugin Elementor