"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

elambulante

El paraiso se queja

Una llamada de teléfono. No. Fue un mensaje de estos modernos de mensajería instantánea. Sin ningún emoticón.

Estamos anclados a un teclado que no existe. Que surge según la necesidad y se ofrece a nuestros dedos, tentados de escribir lo que deseamos y que con alarmante asiduidad se equivocan. Pero nuestro cerebro no se equivoca en lo que leemos, con sencillez entendí aquellas pocas palabras…

No hay que empezar siempre por lo bueno cuando lo malo es tan infinitamente malo. Un vacio tan enorme que el sol ya no es el mismo en Paradinas desde que se apagó definitivamente Teo. Es algo que va mucho más de lo carnal, el espíritu que me unía a mi pueblo aunque son sus hermanos y hermanas los que cruelmente me recuerdan que yo no soy de allí. Menos mal que quedamos los buenos y hacemos por vernos en el pueblo sin justificarnos nuestro origen.

Dedicarte un sueño, cerrar los ojos y sentir oscuridad inmensa enredado a una luz

(Héroes del Silencio)

Con o sin origen el pueblo ya no es lo mismo. No tengo a nadie a quien visitar y los restos de esa casa son los vestigios que año a año, nochevieja a nochevieja seguirán en pie siendo alumbrada por la catedral.

Una misma batalla y un vencido y una vencedora.

Valiente, es poco! Entereza inmensa. Generosidad sin limites. Así ha llevado el proceso mi madre. Un año en el que nos ha regalado valor a raudales. Simplemente ha tocado hablar poco y hacer mucho. Y termino el año sencillamente admirando a ella y a todos y todas las personas que pasan por un trance así.

Y si este año, el más aleccionador de todos, lo aderezas con un par de bodas de las que tienes un monton de ganas de asistir, unos cuantos kilómetros pedaleados sobre el sillín de la felicidad, un cumpleaños rodeado de (casi) todos los amigos y unos pocos días en mi pueblo pues no queda más que añadir que hay que buscar nuevos retos para el año que empieza.

Quedan los errores cometidos, más graves por torpes que fueron y que me van a lastrar en “Dinas Land”.

Y sobre todo, que tenga la capacidad de ser libre escuchando música.

Les deseo un año lleno de experiencias, buenas y malas, y que les lleve más allá de sus expectavivas.

Deja un comentario

No hay que quedarse indiferente ante todo lo que nos sucede y por eso siempre hay que posicionarse

Todos los artículos escritos por @elambulante. Diseño y Realización hecho por @elambulante

Creado bajo la plantilla Generate Press y el plugin Elementor