Esperábamos más. Al menos yo del partido esperaba un partido con más ocasiones. El desarrollo del juego vislumbró las enormes carencias de la defensa del City, y no sólo en cuanto a defender se refiere, y la facilidad con que le llegan al Barça este año.

Creo que a la mayoría de los espectadores nos sorprendió el ritmo bajo de juego que sugerió Pellegrini.
A la espera del equipo contrario por detrás de los tres cuartos de cancha y comenzando la intensidad defensiva cuando recibía Messi el balón que hacía multiplicar las ayudas defensivas. El balón rondaba perimetralmente por la defensa de los citizen sin generar ninguna turbulencia defensiva.
La repetitiva y ya no sorprendente actitud de Lionel Messi facilitaba la acomodada defensa del Manchester que en ningún momento sugirió la construcción ofensiva del juego desde su defensa. El trabajo de Negredo en la punta de ataque jugando más como espolón que como finalizador del juego, nos daba como resultado un partido con ritmo de balón pero sin ocasiones claras de gol.
Era un combate en el balón lo ponía el Barça y los sustos el City, ya que cuando conseguía llevar el balón hasta Silva a los últimos treinta metros su barruntaba peligro local.
Descanso, jugadores a los vestuarios y nuevas instrucciones.
Instrucciones que se fueron al garete con la acción ,infantil e irresponsable, de Demichelis sobre Messi. No voy a juzgar al arbitro. Pena máxima, roja y el Manchester más de treinta minutos con un jugador menos.
Gol y eliminatoria muy encarrilada.
A partir de aquí el Barça ahoga pero no machaca. Deshonró la memoria de Luis Aragones cuando en el vestuario de España antes del partido ante Rusia dijo lo siguiente: “y si podemos vamos y machacamos”.
No lo hizo el Barça. Se contagió del letargo de Messi que ni juega ni hace jugar. Iniesta axfisiado sin desmarques, Alexis sin espacios y Xavi sin receptores de sus pases. Sólo Alves percutía por el débil flanco izquierdo del City. Pudo empatar el City pero Valdés dejó claro con su actuación que es el mejor portero español en la actualidad. Alves tenía ganas. Una acción suya la había desaprovechado Xavi, se había desmarcado fenomenal en otra situación pero un compañero le robó su balón. Y cuando parecía que la victoria blaugrana sería por un gol, Alves mostró su calidad y fortaleza y anotó el segundo gol para los blaugranas que deja muy a su favor la eliminatoria.
Que debemos criticar??
La insistencia de Pellegrini en la nula construcción de su juego ofensivo desde la defensa. Demichelis y Kompany no tienen sentido de la salida de pelota.
La soledad de Negredo
La insolente actitud de Messi. Ni juega ni deja jugar. No deja ni sacar los tiros libres favorables a otros compañeros y su posición sin balón en los pies es siempre estática.
La falta de carácter del Barça con el 0-1. Pudo hacer más daño y solo lo hizo al final y después de conceder alguna ocasión al contrario.