Tengo una colección de medallas y arañazos a punto de decorar mi esbelta figura. No creo que mi demagogia barata haya surgido efecto y al contrario ha generado una avalancha de tempestuosos comentarios. Pero es que lo que hay hasta ahora ya no vale, sólo es incuestionable el futuro, ese que se escribe sin tener en cuenta las ideas, las personas y donde el símbolo de euro o del dolar mandan y mandan mucho. Es incuestionable que sin ideas no se puede luchar por nada y si no peleas no obtienes. Pero hay algunos que sin merecer consiguen lo que quieren y pongo por ejemplo a Enrique Iglesias, a Belen Esteban, Chus Matelecinco, Adolfo Hinterconomia y una gran pléyade de basura

seguida eso si, por miles de decenas de más basura intelectualmente deficiente y deficitarias para las arcas de la salud pública.
Parece que uno no sabe como decirlo para que nadie se sienta ofendido pero, señores, será que somos unos elementos muy suceptibles de sentirnos atacados. Que cada uno piense como quiera y que cada ser se exprese como desee. Son dias raros.