"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

La insoportable levedad de mi ser

Los defectos de los demás son nuestras propias carencias, las intolerancias son nuestra condena. He comprendido que cada vez soy más insoportable, más inaguantable y esto está fabricado por la independencia y la soledad. El egoismo de mi tiempo me lleva hacer lo que me place en el momento e instante que deseo sin nadie a quien preguntar. Me conocí en Oliva de Valencia, nunca fue primavera en mi cabeza. La independencia de mis pies obligan a tomar decisiones sin consideraciones personales, sin tolerar opiniones, sin obedecer conciencias sólo saciando mi apetencia. Y en ese punto entra en juego mi democratica sensibilidad para afirmar que soy insoportable. Individuo impertinente e impetuoso. Dejadme a un lado, que se caminar solo deseando caminar con alguien. Voy a empezar a aprender a olvidarte, quiero olvidar aprender a empezar. No sientas mi ausencia, puedo liberarte durante unos momentos. Quizás nos volvamos a ver en los Caños de Meca, y cicatrizada en salitre venere tu presencia.
Canción para hoy: “Salitre”, Quique Gonzalez

1 comentario en “La insoportable levedad de mi ser

  1. Tan impertinente e impetuoso eres??…
    Ese no es el Juan que yo conozco.
    Ciega estoy… Insoportable eres??

    Vaya! Quizas los años te han cambiado. La coraza haya caido y ya no lo seas tanto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No hay que quedarse indiferente ante todo lo que nos sucede y por eso siempre hay que posicionarse

Todos los artículos escritos por @elambulante. Diseño y Realización hecho por @elambulante

Creado bajo la plantilla Generate Press y el plugin Elementor