España ha reeditado su título de Campeón de Europa de Selecciones de Fútbol. Enhorabuena! Y lo han hecho con un mérito enorme, sobreponiendose a las adversidades y las diferentes pronósticos, como el mio, y que hacen de este equipo un conjunto histórico e inigualable porque puede que alguna selección gane más que esta pero no ganará igual.
Cuanto daño hacen las tertulias bociferantes televisivas de fútbol! Especialmente Marca TV y Punto Pelota son elementos zafios de la rutina de este equipo llamado España. Sobre todo los que dicen ser periodistas o comunicadores que lo único que son en su mayoría son proxenetas de la realidad y buscadores de su opio llamado morbo. En el lado opuesto generalmente los que han sido futbolistas opinan con mucha mesura y racionalidad. Cuando periodista hay avergonzado de sus colegas que salen en esos programas!!
Y digo todo esto porque otra vez España empezó el campeonato sin victoria y ya había carne para los depredadores del morbo. Don Vicente del Bosque enjuició perfectamente aquel partido y afrontó su resaca con su habitual sensatez y tranquilidad. España no abrumó a Italia pero dominó y sobre todo, sobrevivió al pésimo estado del césped. Este, es el mayor enemigo de nuestro equipo. El césped y la parsimonia mostrada en momentos del torneo por los tres atacantes son el brevaje del enemigo contra España.
Nunca en el torneo se jugó con un dinamismo acompasado. Fue superior en todos los partidos pero no se ejecutaba esa profundidad de la que hablaba el entrenador. Pero a España le valía para ganar partidos. Gran victoria, la gran victoria fue contra Croacia. Un equipo tosco, que tuvo en la cabeza de Rakitic el zarandeo a España. Ya sabemos lo que ocurrió. La maravillosa actuación de Jordi Alba contra Francia propinó el primer gol del gentelman de esta selección llamado Xabi Alonso. Grandioso partido del equipo. Coherencia e inteligencia que lo resumo en la muletilla de humorista Mota “ir pa’na es tontería”. España asumió que si Francia no la buscaba ella gestionaría el balón a su antojo. Colosal partido de Sergio y Xabi sabiendo jugar tanto para adelante como para detrás. Llegó el partido contra el ególatra Ronaldo y se difuminó entre la calaña portuguesa protestando y alentando agresividad contra los árbitros y contra España. Durísimo el partido, duro, duro, duro…Otra vez España jugó bien pero sin llegar a un nivel óptimo y sobre todo vi el partido más gris que recuerdo en mucho tiempo Xavi. Pero España en el alambre se sabe manejar y realizó una prorroga antológica después de unos cambios atrevidos y acertados de Del Bosque. Y como si nada importante hubiera sucedido, se ganó esa tanda de penales y otra vez a la final, la tercera consecutiva.
Y la gran final fue una oda al fútbol, una canción de amor de noventa minutos al arte balompédico. He aquí la razón de lo sucedido: Xavi Hernández. El sexto mejor jugador de todos los tiempos o mejor dicho, uno de los seis mejores jugadores del fútbol mundial: Di Stefano, Pelé, Cruyff, Maradona, Messi y Xavi.
Aunque no tiene cabida en este post invito a los madridistas a que no sugieran a Zidane en esta lista, por que aunque fue bueno, no fue lo mejor.
Y siguiendo con la final España jugó cuando, donde y como quiso el portador del frac con el ocho a la espalda. Maravillosa batuta del catalán ,gracias eso sí, a que en la final los tres de arriba hicieron un sin fin de movimientos que ayudaron al culé a dar balones. Regaló pases a los laterales (que golazo del mejor jugador del torneo Jordi Alba!), a los medios y sobre todo a los atacantes. Dosificó el ritmo de sus pases, la intensidad de la presión y ejerció de mariscal de campo.
Pero sin duda alguna en mi humilde opinión, el mejor de este torneo ha sido don Vicente del Bosque. Ha estado soberbio en sus decisiones. Este hombre tiene una cualidad innata. Se equivoca poco en la decisiones importantes. Repito, en las decisiones importantes. En la menos decisivas, si que hierra pero disimula sus fallos con otras virtudes. Ha aguando un debate que realmente no existe y del que sólo hablan los que no saben de fútbol. Perdonden que la vanidad me invada. Yo no entiendo de fútbol pero está claro se puede jugar sin delantero si el entrenador lo considera oportuno y no hay más que decir. La cuestión es que con Del Bosque siempre se juega con delantero, siempre. Recuerdan a Guti hinchándose a marcar goles en el año 2003? Del Bosque ha aguantado dudas, injerencias informativas y él ha seguido haciendo lo que él cree conveniente. Este es un seleccionador comedido en todas sus decisiones y actitudes y eso genera sensatez y en muchas ocasiones el sentido común es el mejor aliado de un estratega.
Bravo España, gracias por hacernos disfrutar!!