Puede parecer una locura o una impertinencia hablar del juego de la selección española de fútbol dirigida por mi paisano Vicente del Bosque pero no resulta insidioso opinar con la mayor humildad posible y sin acritud. ¿Como censurar el estilo de juego de la campeona de Europa o del mundo? Cierto es, que en las últimas citas tanto oficiales como amistosas, denoto un cierto copieteo o similitud táctica a la variante introducida estos últimos años por Guardiola que no es otra que prescindir del delantero tradicional para que ocupe su lugar un jugador de características totalmente diferentes.
Dicho esto, hay cosas que no cambien y que creo que no cambiaran que son la portería, la linea de cuatro defensiva y el mediocampista defensivo. No es un adjetivo que me guste mucho pero será más fácil la identificación de Busquets o Xabi Alonso. El problema empieza ahí, en adelante. Primeramente estoy totalmente en contra de la posición de Villa en la selección, tirado a la parte izquierda al igual que hace en el Barça. No me gusta. No le encuentro más que inconvenientes y que le ofrece al equipo mucho menos de lo que le da en la delantera. Además de eso el mayor problema lo identifico en la conducción del balón y la ocupación del espacio. Ahora veo a Busquets conduciendo mucho más el balón pegado al pie, muchas veces queriendo regatear a algún adversario y se produce esto por la menor movilidad que ahora encuentro en Xavi, Xabi o Iniesta. Al prescindir del nueve, ese jugador “x” baja tambien a recibir la pelota con lo cual nos juntamos que en venticinco metros cuadrados tenemos a cuatro jugadores de la roja sin espacios , de espaldas a portería y sin movilidad, con lo cual nuestro cinco se ve obligado a percutir a base de paredes dejando libre su zona ávida de ser contraatacada por el rival. Además ,sumamos la cada vez menor actividad de nuestros laterales y vemos en la obligación de jugar en espacios tan, tan reducidamente pequeños y estáticos que el juego se vuelve espeso, cabezón, terco y previsible. Ya no veo en la selección el movimiento del jugador sin balón, la ocupación del espacio generado por el movimiento anterior de un compañero, la fluidez de la circulación de balón pues no hay movimiento de la defensa contraria con lo cual el apelotonamiento de los bajitos produce un efecto contrario al deseado.
Me da rabia, rabia porque España ha jugado de la otra manera, la manera que maravilló al mundo. La perdida del nueve para mi es negativa y dejo como testimonio que para mi opinión el Barça y España están jugando mucho peor que en anteriores temporadas. Quiere el amigo Del Bosque seguir la revolución táctica de Pep pero a veces Guardiola tambien se equivoca. Casualidades que ambos juegan mejor cuando fijan a alguien arriba que presione y no juegue tanto de espaldas. Amigo Del Bosque, entrenador Del Bosque… seguro que das con la tecla pero aprietala ya, por favor.