Hispanos

Crecí jugando a balonmano. Fui portero. Ha sido de las pocas cosas que se me daba bien. Mi ídolo era Lorenzo Rico y me gustaba el Atlético de Madrid y luego el Teka de Santander. Aún no se con certeza si puedo ser padre y todo fue porque en uno de los entrenamientos viendo el entrenador que tenía miedo a algunas acciones me llamaron para el entreno del equipo de mayor edad de mi amado Campo Charro para intentar repeler los disparos de chavales realmente fuerte para su edad. Los niños fuimos crueles y ellos estuvieron una sesión disparándome a las zonas nobles, además de diminutas, de un niño de once años. Lloré tanto que creí odiar el balonmano. Nada más lejos de la realidad. Al partido siguiente hice mi mejor partido contra el rival histórico de nuestro cole. Jugué con la selección salmantina y creí que llegaría a ser Lorenzo Rico. Me entusiasmaba.
Hoy, más de veinte años después he visto la final del Mundial de Balonmano con la misma ilusión que aquel debut con la selección charra. Me acordé de mi ídolo Lorenzo Rico pero también de Cecilio Alonso, Juanon de la Fuente, Javier Cabanas, Masip, Guijosa, Urdiales, Vujovic y sobre todo del jugador con el que más he disfrutado: Talant Dusjhebaev.
He vuelto a errar un pronóstico. En ninguna apuesta personal había figurado a España campeona. Ha ganado a su estilo que no es precisamente tan preciosista como La Roja, La Nba o Las Guerreras pero que ha resultado igual de eficiente: campeones!!! Sin ninguna superestrella mediatica, con el pivote más desequilibrante del mundo, Aguinagalde, una portería bien cubierta y una defensa excelente, axfisiante, intensa, amplia… una gozada.
Los títulos personales se los llevan otros pero para mi el jugador más regular y que ha sido una sorpresa y ha mantenido a España siempre fiel al estilo que don Valero Rivera ha querido infringir a sus pupilos, ha sido, digo, Jorge Maqueda. Excepcional el jugador de Quero aunque en la final hay que destacar el papel de Canellas, Sterbik, Aguinagalde y Entrerrios.
El balonmano tiene unos valores que no encuentro en algún otro deporte mayoritario: nobleza. Llevo toda la vida siguiendo el balonmano. Fue increíble el primer mundial ganado por España. Otro tipo de juego pero, señores, fue en el lejano Tunez. Hoy se ha ganado en casa. Y se ha ganado como nos gusta a los hispanos: con dos huevos!!

España, Una Gran Mierda

Urdangarín, Fabra, Baltar, Camps, Blanco, Conde, Roldán, I. Gonzalez, ERES de Andalucia, Rato, Bankia, Botella, Madrid Arena, Malaya, Puyol, Matas, Trillo, Elvira Rodriguez, Bárcenas…. No es una colección de autores premios Nobel, no es una retaila de gloriosos deportistas aunque el comienzo así lo engañe, no es una selección de intelectuales exclusivos, no es una enunciación de académicos de este bendito pais, no es una codigo de barras de la marca España.
Es la vergüenza de nuestro pais, es la calaña de nuestro pais, es la miseria de nuestro pais, es la porqueria de nuestro pais.
Es completamente imposible que la marca España se sustente en estos elementos tan desgraciados para nuestro estado. Es altamente improbable que el desarrollo economico, social y politico deba pasar pero este tipo de personas, entes o situaciones. Es irreversible que si queremos progresar tenemos que erridicar de nuestra vida a los arriba citados y a todos los que no lo denuncian, les amparan y les dan cobijo.
España es una, grande y mierdosa mezcla de hipocresias.
La temática de esta entrada no es mía, evidentemente, que no. Recién leí en una red social un breve enunciado al respecto pero a mí no me cabía mi adhesión a tal cita en ciento cuarenta caracteres.
Y es que la decencia no tiene color politico, ni la honestidad ideología. Es lo que es. Un pais envidiable es el que tiene en los noticiarios hechos y personas relevantes por sus logros. Es el pais en el que la economía es referencia para su entorno, es el motor de la vida de la sociedad.
Un pais donde se apage con elementos democráticos las mentiras en los medios de comunicación del régimen. Cuanta verguenza sienten grandes periodistas de que en estos días de turbulencia existan panfletos como ABC y La Razón. Que asco siento al ver comunicantes, opinadores y periodistas encumbrados en estos medios que defienden o no son beligerantes con la mierda arriba citada por defender intereses personales. Que repudiante sentimiento me envenena, repito, me envenena al ver al tal Marhuenda en los medios televisivos.
Y el régimen y sus editores deben entender algo sencillo: un pais se construye con valores, no con mangantes, chorizos, aprovechados y mentirosos. Tengan el color que tenga, piensen como piensen.
Prefiero a un derechista honrado a un izquierdista adulterado por la corrupción.
Y en el final de este articulo no puedo dejar de citar al verdadero motor de todo este sentimiento que me sobrepasa: el 15-M. Ellos (nosotros) fueron (fuimos) los ciudadanos primerizos en reclamar honestidad, honradez y transparencia. Se le pide a todos los politicos, a todos.
Y si los defensores periodisticos del Régimen reclaman tener como exponentes de la marca España a un Rey que se va a cazar cuando no debe, si es marca España el dicho de la letra con la sangre entra, si es España atacar lo contrario a tu pensamiento, yo le digo a Maruhenda, Abc y compañia…: “metánse España por donde les quepa” que mi patriotismo lo demuestro pagando mis impuestos y disfrutar de la vida sin perjudicar al prójimo…. y a veces, el prójimo eres tú. 

España se rompe

La unidad de España ahora si que está en duda. No fueron los sociatas los que con cesiones a las reformas de los Estatutos de Autonomía de algunas Comunidades Autónomas fragmentaron España. En gobierno socialista España seguía vertebrada con sus mismos ejes, se empezó con el fin de ETA y la mayoría de los territorios se sentían a gusto en esa presentación de país. Pero han llegado los de “una, grande y libre” para rasgar la cortina y encender estallidos nacionalistas por doquier. Por que sean cuestiones políticas o temas económicos o leyes importantes, a las gaviotas sólo tienen el argumento neoliberal conservador europeo: “es lo que hay que hacer”, “es una irresponsabilidad…”, “eso no interesa a los españoles”…..
Dicho esto, al partido del gobierno, ya sea en esta posición o en la oposición, se le acaba ese miserable argumento del interés general. Desconozco como se define semánticamente el hecho de querer adueñarse de una idea global para por medio de ella lucrarse personalmente. Me explico, cuando sale Soraya y dice “lo que los españoles quieren es trabajar y mientras usted comete la irresponsabilidad de ….”, cuando sale Cospedal y dice “lo que tiene que hacer el PSOE es estar del lado del gobierno para ayudar a España….” Llevan nueve años hablando de la generalidad del país cuando a ellos no les ha votado la mayoría de este país, sus votos no llegan al 50%.
Y ahora, ahora tampoco interesan a los españoles la decencia de los políticos, las mentiras de un Sistema que no se revisa en los cuatro años de legislatura. A España le interesa que el partido que Gobierne cumpla lo que promete en campaña electoral. España estaría aliviada si el Presidente, como ha hecho su colega británico, pidiera perdón por adoptar medidas que no estaban programadas. A España le interesa, nos interesa un país donde tengamos el dominio de nuestro futuro. Un país donde la honestidad política no fuera una noticia. Donde la inmoralidad no sea titular de prensa.
España se rompe porque no hay debate. España se rompe porque los colectivos de toda índole están hasta los huevos de caraduras, ladrones y vagos. España se rompe porque no hay un Gobierno abierto a dialogar en un momento tan extremadamente duro para la clase baja y media de nuestra sociedad. España se rompe porque no hay mano izquierda. España se rompe porque no se escucha a la calle. España se rompe porque la reconciliación nacional es simplemente imposible. Nadie se baja del burro y el burro, al final, se cansa y nos da una coz.

El gol de Valdés

Vuelve el fútbol, si es que alguna vez se ha ido, y vuelve la charla favorita de los españoles. El fútbol. Da igual nuestro nivel de conocimiento. Hablamos y ya está. Y nos llama la atención todo lo relacionado con ello. Por eso, el título de esta entrada que poco o nada tiene que ver con la idea que quiero desarrollar.
Bueno, sólo decir que la segunda parte del primer clásico de la temporada, fue una oda al espectáculo en mayúsculas y que fue una prueba más que el jugador más en forma y por tanto el merecedor del dichoso baloncito de oro es Andrés Iniesta.
Pero, verdaderamente nos interesa lo que pasa a nuestro alrededor. O vamos a pasar por alto la caza de brujas contra la lucha de clases y la lucha por los derechos de los más desfavorecidos que lidera Sánchez Gordillo?
En portada llevaba el panfleto ABC que Sánchez Gordillo daña la imagen de España. Habría que decirles a estos impresentables que los izquierdistas vivimos en una sociedad española que queremos que sea democrática, verdaderamente democrática y plural y por esto, permitimos que panfletos como el suyo se edite y en libertad mantenga una linea ideológica. Pero es inaceptable que se obvie a los que nos han llevado al abismo y nos van a empujar sin red y se vilipendie a alguien que intenta luchar por su idea contra el sistema económico establecido sin, verdaderamente, dañar a nadie. Que ocupen páginas de su panfleto la vuelta a la tele publica de los toros o que se vendan las medidas del gobierno salvadoras es un ejemplo de que hay comics mejores que ese panfleto cuyo nivel intelectual de algún trabajador de ese medio que tenemos que soportar en diferentes tertulias queda muy lejos de la capacidad de pensamiento del señor Sánchez Gordillo y en especial del señor Cañomero, compañero de sindicato. Yo estoy con ellos.

Un análisis olímpico

Se acaban las Olimpiadas. Un sinfín de día de entrenamientos que se plasman en diecisiete días de competición y en algunos casos pocos segundos de participación.
Diecisiete medallas para los representantes españoles. Yo lo califico de aprobado. Sin más. El mismo nivel que en las dos últimas olimpiadas. Quizás como toda la sociedad en general hubiera dado una nota más positiva si hubiéramos sumado más preseas que en anteriores ediciones y ello conllevara una superación de retos y una consolidación de la evolución del deporte y toda su infraestructura económica y social.
Todas las medallas son meritorias, todas; pero sobre todo nos llaman la atención las que en su inmensa mayoría son deportes minoritarios y de escasa repercusión informativa, social y económica.
Por ejemplo la medalla en Lucha, en Taekowndo, en Piraguismo representan la importancia de mimar a todas las especialidades olímpicas.
Un deporte emergente como el Triatlon consigue su empujón con Gómez Noya. El triatlon junto con las carreras populares o duatlon es un de los desahogos deportivos de la sociedad española actual donde la participación en estas pruebas se ha incrementado masivamente en los últimos meses.
La natación pesca dos medallas tan meritorias como emocionantes. Para mi, Mireia Belmonte, es la estrella española de estos Juegos.
Espectacular la España de Baloncesto; aguantar tanta presión para opositar al cetro olímpico frente a las estrellas estadounidenses. Un partido histórico para unos jugadores históricos: Pau y Navarro.
Guerreras y competitivas las chicas del Waterpolo y Balonmano. Una gozada verlas jugar!!
Y de las no conseguidas no podemos hablar de fracaso. En deporte, el fracaso no existe. El fracaso es no intentarlo, es no esforzarse, no sacrificarse. Sólo los opinadores de batiburrillo hablan de fracaso. Ni si quiera el Fútbol fue fracaso, ni el Tenis. El Atletismo es otro cantar. Por que lo que falla es su infraestructura y desarrollo de deporte de alta competición. Me remito a la popularidad del atletismo hoy en día en nuestras ciudades, en sus parques y circuitos urbanos. Hay que encauzar mejor la profesionalidad del atletismo.
Unos Juegos que nos han hecho disfrutar y lo peor es que quedan cuatro años para volver a vivirlos de una manera tan apasionante como esta. 

Una España en el abismo, un abismo llamado España

Semana trágica y viernes negro para los que nos preocupa nuestro entorno, nuestra sociedad, nuestra vida y nuestra esperanza. Las medidas adoptadas por el Gobierno del traidor Rajoy Brey consolidan la dirección ya tomada desde hace meses, un  sentido anacrónico, una actitud nihilista hacia la política nacional. Es un autentico drama y una real vergüenza las concreciones que ha transmitido la muy incapaz vicepresidenta del desGobierno. Y mucho más allá de las medidas a tomar me escandaliza los argumentos que para ello se utiliza y el transparente ejemplo que la política zafia que utilizó el Partido Popular en la oposición vuelve contra sus proclamas como un boomerang que degollará, sin remisión, o al menos eso espero a la cúpula de los conservadores y por extensión al gobierno.
Todo lo que hemos construido en más de treinta años de democracia con sus errores y sus aciertos, muchos más errores por cierto, se dilapida en apenas siete meses. Que suba el IVA puede ser hasta normal pero es injusto e incoherente. Y sobre todo cuando el propio PP dio la tabarra con ese asunto. Pero es grave y pernicioso sobre todo la actitud de este gobierno contra la cultura. Si. La cultura promueve el pensamiento el PP tiembla y por ello ataca a toda actividad cultural situando su impuesto al mismo nivel que una segunda casa o un televisor. Y más lejos todavía va mi indignación cuando Rajoy traiciona un acuerdo que firmó en la oposición relativo a RTVE y de forma unilateral y fascista aniquila el acuerdo y pone a todo su ejercito al frente de los medios públicos y sus decisiones primerizas es cesar o sustituir profesionales con una trayectoria premiada y consolidada desde el pensamiento crítico. Crítico con todos.
El trato a los funcionarios empieza a ser vejatorio, ni que ellos tuvieran la culpa del fracaso de España como país. Y es que, volviendo a los medios de comunicación es sin duda lo más grave que ha hecho el PP. Saltarse a la torera pactos, trayectorias, entes… Estoy muy triste, muy triste y desesperanzado porque Rajoy nos lleva al abismo. Un país sin investigación es un país pobre, de catetos. Un país sin educación es un país sin pensamiento. Nos vamos al hoyo, nos volvemos al pueblo, a sembrar tomates, a comer patatas con berzas y a zurcir las alpargatas cuando se rompan. Señores, al menos, que no nos roben la dignidad de la lucha.

La descomunal fuerza de las ideas

España se rompe. Esta frase que suscribe el arriba firmante la utilizó durante la época zapaterista el Partido Popular para hacer su activa campaña electoral en pos de contribuir a la fractura social que alentara a los conservadores hacia el poder del gobierno. Una vez que han llegado al gobierno asistimos, ahora sí, al resquebrajamiento fulgurante de España como modelo social y de bienestar.
Esto si, es romper España, es ahondar la brecha entre los que más tienen y los que menos. Y cada medida, cada apretura de tuerca como dice el gobierno no se debe a ,como quieren hacernos ver, medidas impuestas por Europa. Son medidas impuestas por la terrorífica corriente neoliberal conservadora de Alemania que apoyan los españoles (conservadores, aclaro). El eufemismo de reformas o medidas exigidas llevan el sello del cambio de modelo que quieren, desean y están haciendo los liberales españoles, los traidores del Partido Popular.
Las ideas son las que llevan a los hombre a efectuar sus hechos. Ya sean ideas políticas, profesionales, sociales, económicas. De toda índole. Y el Gobierno de España alienta todas sus medidas dentro de la imparable corriente conservadora que sustenta el gobierno de Rajoy. Es decir, en mi opinión, en vez de tomar otras medidas que pueden provenir de otras corrientes ideológicas Rajoy, Santamaria, Cospedal y compañía se escudan en que son recetas enviadas desde Bruselas. No. Las envía Bruselas porque allí conviven igual los conservadores con el gobierno. Conclusión. Europa quiere un sistema donde el capital predomine sobre todo lo demás.
Protegen los grandes capitales, a los grandes banqueros a costa de que tú y que yo suframos trágicos tijeretazos. Rajoy a preferido dar dinero a los bancos antes que destinarlo a la Educación de nuestros niños y a la Investigación en nuestro país. Prefiere colar por la alcantarilla unos euros con una amnistía fiscal en vez de reformar de una vez por todas ese sistema y cobrar mucho más a los que más tienen.
Y lo que está en todas las corrientes políticas también lo ha hecho: mentir. A sus votantes y a toda España. La ideología del poder puede con todos los valores.
Que no te engañen, no te dejes engañar. No es cierto el tópico “es lo que hay que hacer”. No! Se puede hacer de otra manera, otro mundo más justo es posible. Un país más prospero, honesto y transparente es posible.