Desvarios

El paraiso se queja

Una llamada de teléfono. No. Fue un mensaje de estos modernos de mensajería instantánea. Sin ningún emoticón. Estamos anclados a un teclado que no existe. Que surge según la necesidad…

Sigue leyendo