"Quien quiera cambiar el mundo debe empezar por cambiarse a si mismo" - Socrates -

Ellas
elambulante

Un tipo normal

M inutos antes de que sonara el despertador he abierto el ojo, me he girado y he puesto mi mano sobre tu barriga. Ha sonado el reloj, me has dado un beso y hemos jurado en hebreo por tener que levantarnos. He subido la persiana y sin acabar el bostezo he tropezado con tus zapatillas

Política
elambulante

La naranja podrida

A los que hemos nacido bajo el inigualable cobijo de la democracia siempre nos han educado en el respeto a las ideas de los demás y a los que antes o después nos ha interesado la política dentro del régimen de convivencia y decisión nos atrae saber que piensan unos y otros y lo que

Loco
Música
elambulante

Loquillo, sin novedad en el frente

El Loco en Salamanca, de nuevo. No es extraño afirmar que es el artista musical que más veces ha visitado la capital charra y provincia en los últimos 12 años. En conciertos gratuitos y de pago, de todas formas Loquillo visita Salamanca en todas giras. El público es numerosísimo, de edades talluditas en su mayoría

Lennie
Cine
elambulante

La belleza de Bárbara

Hay actrices y actores que están dotados de un don que generalmente como algo intangible resulta inexplicable y difícilmente comprensible. No valoro si Bárbara Lennie es fea o es guapa, no me importa si cumple mis cánones de belleza tradicionales o los estereotipos tan odiosos de alguien como el que puede leer estas letras o

amor se escribe
Desvarios
elambulante

Epístola a un amor abandonado

Te dejé marchar. Me dejaste ir. No busqué cadenas que apresaran nuestro amor, no buscaste paredes que acotaran nuestro espacio. Hilvané despropósitos emocionales, cicatrizaste mi vacío con tu espacio. Pero no varió la forma de hablar, de expresar unos latidos beligerantes contra la cordura, hipnóticos destellos de amargura, vacíos versos digitales carentes de valor. Pero

Deporte
elambulante

La justicia poética del Bala

No pude contener la emoción y los nervios mientras veía el desenlace del Campeonato del Mundo. Junto al Comando Batuecas era incapaz de permanecer quieto durante los último veinte kilómetros del mundial. A falta de televisor en el restaurante donde me encontraba tiré de teléfono y de conexión de banda ancha para poder ver ,no